lunes, 16 de febrero de 2009

Avestruz, ¿muy macho o muy hembra?

Aquí estamos hechos bola. La palabra 'ave' es femenina: aves blancas, aves canoras. Decimos 'el ave' porque ante un sustantivo masculino que empieza con a tónica (en la que recae el acento, sea al hablar o al escribir), se usa el artículo masculino 'el' para que no se junten dos aes tónicas. Así, no decimos la hacha, sino el hacha; el arma, no la arma; el ave, no la ave. Desde este punto de vista, deberíamos decir una hacha, una ave, etc., pero se ha extendido el uso y prácticamente todo el mundo dice un hacha, un ave. Y ante el uso generalizado, ni hablar.

Pero el vocablo 'avestruz' es masculino, aunque la palabra 'ave' sea femenina. Y digo esto porque en medio de esta crisis he oído la frase "el presidente esconde la cabeza como una avestruz." Mal dicho. Lo correcto es el presidente esconde la cabeza como un avestruz.

Aunque, viéndolo bien, lo más correcto sería que el presidente, el nuestro, el verdadero, el auténticamente legítimo, no escondiera la cabeza, sino que viera la realidad. Los mexicanos no queremos que nuestro presidente actúe como catastrofista, sino como optimista informado, o sea como subcatastrofista. Porque la crisis está del nabo, y a muchos ya nos pegó muy duro, no solamente porque desde hace mucho no tenemos trabajo, sino porque no hay motivos para abrigar esperanzas de conseguirlo. Y eso que soy optimista medio-informado, o sea presubcatastrofista, porque de otro modo me entraría la depre y me largaría a vivir a Uganda.
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada