miércoles, 25 de febrero de 2009

Machos machos y machos gay

Sean Penn, que ha trabajado en películas recientes como Río Místico, 21 gramos y El asesinato de Richard Nixon, protagoniza ahora Milk, actuación que le ha valido recibir el Oscar.

Más allá de las pasarelas de Hollywood, la vida del neoyorkino Harvey Milk, la primera persona abiertamente gay en ser elegida a un cargo público en el estado de California, se vuelve un ejemplo de lucha por el reconocimiento de los derechos civiles o las garantías individuales.

En países como México, donde en aras de un machismo irredento se cometen las peores violaciones a los derechos humanos y a las garantías individuales sin que nadie reaccione, en buena parte porque quienes quieren protestar no tienen los espacios para ser escuchados, ni las seguridades para que puedan realizar su protesta sin temor a ser víctima de un "levantón", o porque temen a que su estación de radio sea borrada de la lista para que ya no reciba publicidad jamás de los jamases.

Es hora de que los machos machos tomen una cinta métrica virtual y calculen el tamaño de los huevos de Harvey Milk y traten de imitarlo para tener un país más macho y más justo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada