miércoles, 11 de febrero de 2009

Herds are restless

Los machos machos están inquietos, expectantes, agresivos. En México, vemos enfrentamientos entre diferentes manadas de Machos Alfa. La Manada Alfa Dominante, la del gobierno federal, que domina este país, hace frente de manera simultánea a otras Manadas de Machos Alfa: narcotraficantes, industriales, secuestradores, pescadores, ganaderos, desempleados, opositores políticos, dueños de cadenas de televisión... La lista es larga.

Al paso que va, la Manada Alfa Dominante acabará por cansarse, por desgastarse. Ya pierde a ratos la concentración, suelta mordiscos al aire, babea --señales inequívocas de debilidad.

En estas condiciones, el Macho Supremo y sus seguidores deberían hacer un alto y replantearse cómo habrán de salir adelante ahora que todo se les juntó, que todo se nos juntó. La idea de que haya una Manada Alfa es que guíe con bien a todos los demás, no que a todos los demás domine y destruya.
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada